Inmobiliarias Okupas

“Tener tu propio piso es tan fácil como darme a mi 400 euros”, cuenta un albañil en paro. “Le pego una patada a la puerta. Pincho la luz, el agua y el gas. Luego pongo una cerradura nueva y te […]